jueves, 2 de agosto de 2018

COMUNICACIÓN DE PRENSA | CADIA





lunes, 23 de julio de 2018




Los veterinarios bonaerenses alertan sobre el dictado de cursos engañosos vinculados a su profesión
La proliferación de los cursos “Auxiliar de veterinaria” representa un atentado contra el sistema de Salud Pública. Sin ser reconocidos por ningún organismo Provincial y Nacional, y sin respaldo legal ni reconocimiento profesional, fomentan el trabajo no registrado y la práctica ilegal de la profesión; es por esto que el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires plantea su preocupación.

Tras conocerse la información de que en el Curso de Formación de Suboficiales de la localidad de Mercedes se pretende dictar una especialización de “Auxiliar de Veterinaria”, donde los aprendices realizarán tareas de castración y vacunación a equinos, el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires alerta sobre la ilegalidad de los mismos, y sobre los riesgos que esto supone.
Esta preocupante situación también está sucediendo en otros puntos de la Provincia, en donde a través de publicidad engañosa que ofrece salida laboral rápida, distintos institutos de formación terciaria promocionan la no reconocida carrera de “auxiliar en clínica veterinaria”.
Más allá de que a través de páginas web o redes sociales, la promoción de estos cursos garantizan una certificación universitaria, lo cierto es que ninguno de ellos se encuentra autorizado por el Ministerio de Educación de la Nación, ni son habilitantes para la formación que proponen, ni siquiera brindados a nivel formal, y bajo ningún aspecto son válidos para el ejercicio de la actividad profesional veterinaria.
Por todo lo mencionado anteriormente, la figura de “auxiliar en clínica veterinaria” resulta desconocida para este Colegio. De hecho, tan ajenos son estos cursos al sistema educativo que tampoco existe ningún Organismo Provincial que los avale, como así tampoco ninguna Universidad Nacional que los certifiquen, de modo que entra en franca contradicción con las incumbencias que resultan propias y exclusivas de los médicos veterinarios.
En este alarmante contexto, el Colegio de Veterinarios se encuentra activo a la recepción de denuncias sobre el dictado de cursos de estas características, para efectuar las acciones legales correspondientes en defensa de la profesión, considerando que estas prácticas  representan una puerta de entrada a la medicina veterinaria ilegal, y fomentan el trabajo no registrado.
Además, a los fines de resguardar debidamente los intereses educativos, las incumbencias profesionales veterinarias y la Salud Pública, se efectuó una presentación ante el Ministerio de Educación de la Nación.
En este escenario, desde el Colegio de Veterinarios de la Provincia se han mostrado predispuestos a la incorporación de nuevos contenidos académicos proponiendo constantemente el desarrollo y la actualización científica mediante el dictado de cursos y la organización de congresos, entre otras actividades, teniendo en cuenta que es su “deber como Colegio actuar en estas situaciones, ya que somos los encargados de velar por el buen y armónico desarrollo de la medicina veterinaria en la Provincia de Buenos Aires, como así también defender a nuestros matriculados en el derecho y libre ejercicio de la profesión”.
COMUNICACIÓN DE PRENSA | CONADUV

                                                                                 






        - CONADUV -
COMITÉ NACIONAL DE DEFENSA DEL USUARIO VIAL

Avda. de Mayo 1370 – 9º piso of. 226/229
Tel 4383-8926 – (011) 15-4435-9162 (1362) CABA

EL DEFENSOR DEL PUEBLO DE LA PROVINCIA DEL CHACO PRESENTÓ AMPARO CON MEDIDA CAUTELAR POR LA INCONSTITUCIONALIDAD DEL SISTEMA DE PEAJE DIRECTO CON CABINAS DE COBRO EN RUTA EN CORREDORES VIALES NACIONALES CONCESIONADOS

Teniendo en cuenta las constantes denuncias y reclamos planteados por el Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV), el Defensor del Pueblo de la Provincia del Chaco, Dr. Gustavo Corregido, presentó un recurso de amparo con medida cautelar relacionado con los corredores viales nacionales concesionados bajo el régimen de peaje directo con cabinas de cobro en ruta. Dicha acción cayó en el Juzgado Federal Nº 1 en la Ciudad de Resistencia, Provincia del Chaco, a cargo de la Dra. Zunilda Niremperger, con la importante finalidad de solicitar la eliminación del cobro de peaje en todos los corredores viales nacionales concesionados, principalmente por tratarse de caminos de dominio público abonados con creces con nuestros impuestos, sin caminos alternativos libres de pago, y por estar llevándose a cabo una doble imposición.

Es así que el CONADUV celebra la decisión del Dr. Gustavo Corregido con el objetivo fundamental de resguardar a los usuarios viales de los abusos que sufren con la implementación de un sistema de “falso peaje” que actúa como un impuesto al tránsito y la circulación, claramente inconstitucional, injusto, e inviable y antieconómico por el bajo caudal de tránsito, y que genera serios perjuicios sociales y económicos afectando al usuario vial y a toda la sociedad en su conjunto.
El CONADUV reitera la necesidad de implementar un verdadero Proyecto Vial, que contemple toda la red caminera del País, exhortando al Gobierno y a quienes nos representan, a que se reasignen en forma efectiva los recursos provenientes del Impuesto a los Combustibles al objeto que le dio origen. De esta manera se puede lograr el sostenimiento y mejoramiento del Sistema Vial Argentino en condiciones óptimas de transitabilidad, SIN “BARRERAS” Y SIN PAGO DE PEAJE POR PARTE DE TODOS LOS USUARIOS VIALES.

RECUPERAR LAS RUTAS POR PARTE DEL ESTADO, SUPONE PONER FIN AL CICLO MÁS ESCANDALOSO DENTRO DEL PROCESO PRIVATIZADOR EN ARGENTINA. DEBE RE-JERARQUIZARSE LA DIRECCIÓN NACIONAL DE VIALIDAD (DNV) PARA VOLVER A SER EL ORGANISMO RECTOR DE LA POLÍTICA VIAL, RETOMANDO EL MANEJO DE UNA HERRAMIENTA ESTRATÉGICA EN MATERIA DE PRECIOS RELATIVOS Y MEJORAMIENTO DE LA COMPETITIVIDAD  DE LA ECONOMÍA.
POR UN PROYECTO DE TRANSPORTE MULTIMODAL (VIAL, FERROVIARIO Y FLUVIAL) COMO POLÍTICA DE ESTADO, INTEGRADO Y ADAPTADO A NUESTA VASTA GEOGRAFÍA, COMPETITIVO EN LO ECONÓMICO A NIVEL INTERNACIONAL Y ALEJADO DE LOS MEGA NEGOCIOS FUNCIONALES SOLO A UNAS POCAS EMPRESAS O INDIVIDUOS.

Ricardo Lasca – Centro Argentino de Ingenieros Agrónomos (CADIA)
Coordinador del Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV)
(011) 15-4435-9162
Bs. As., julio de 2018
COMUNICACIÓN DE PRENSA | CADIA


miércoles, 18 de julio de 2018

INVITACIÓN CADIA 
PALERMO 2018


lunes, 2 de julio de 2018

PRESENTACION DEL LIBRO                   
"EL PETROLEO VERDE"Por Jorge S. Molina


jueves, 19 de abril de 2018

CVPBA| Producción y cambio climático

Hacia una Ganadería siglo XXI

Una visión superadora de lo que debe ser la eficacia en la producción ganadera ambientalmente sustentable y a la que el Colegio de Veterinarios se suma para pensar un país distinto desde la proyección, la divulgación, la interacción y la participación activa de todos.
La profesión veterinaria puede desarrollar un papel importante en la adaptación al cambio climático, a través de medidas que permitan aprovechar el potencial del sector para lograr una mayor capacidad de vigilar, informar y verificar las emisiones de la producción pecuaria.

El Proyecto “Ganadería SXXI” se viene desarrollando conjuntamente entre la Sociedad de Medicina Veterinaria (SOMEVE), la Federación Veterinaria Argentina (FeVA) y la Confederación de Consejos y Colegios Veterinarios (COFEVET); y tiene como objetivos principales generar un mecanismo de participación voluntaria, reducir como co-beneficio, las emisiones gases de efecto invernadero, y hacer las prácticas productivas compatibles con la conservación de la biodiversidad en los sistemas ganaderos, entre otros. Es decir, busca estimular y certificar laproducción eficiente (sanidad, alimentación, genética y manejo) que sea ambientalmente sustentable bajo buenas normas de bienestar animal y socialmente responsable con buenas prácticas laborales en los rodeos de cría bovina.

Cambio climático

La demanda creciente de productos de origen animal y la forma de producción de estos alimentos han provocado, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que los sistemas de producción ganadera liberen a la atmósfera (a nivel mundial) el 18% del total de gases conocidos como de efecto invernadero (GEI). En un mundo en el que cambio climático tiene la ganadería en la mira y mientras la mayoría de los países del mundo han reducido las emisiones de gases o están trabajando en ello, los países de latinoamerica las han aumentado por seguir desarrollando un sistema productivo que a futuro puede encontrarse con muchas trabas y medidas para-arancelarias.

Los gases de efecto invernadero emitidos por la ganadería son generados por la fermentación del alimento en el rumen con producción de metano (CH4) y por las emisiones de óxido nitroso (N2O) generadas por deyecciones de orina y materia fecal. La población mundial de bovinos se estima en el orden de los 1.350 millones de cabezas. América del Sur, contiene en su territorio aproximadamente unos 312 millones de bovinos. Siendo Argentina y Brasil los que tienen mayor población. El calentamiento causado por las emisiones de GEI se ha constituido en una de las preocupaciones ambientales de la actualidad.

Por esto, existe una gran necesidad de pensar un país distinto, también desde la producción, a través de políticas públicas activas en el sector de la cría, dónde los índices productivos no se han modificado en los últimos años. El proyecto contempla programas de nutrición, sanidad y reproducción para que los índices de destete mejoren y siempre atendiendo a la variación y a las realidades de las distintas zonas agro-ecológicas que existen en nuestro territorio. Argentina debe crecer sobre una base de calidad de carnes, demostrándole al mundo que es ambientalmente sustentable.

Capacitación y redes de conocimiento

“Ganadería SXXI” propone una participación voluntaria y convoca a Facultades, cátedras de producción animal, veterinarios, biólogos, nutricionistas, ingenieros agrónomos, empresas vinculadas al sector, organismos oficiales, productores y operarios para que todos puedan aportar sus conocimientos. La interacción y participación de distintos actores de la cadena y especialistas en distintas materias son fundamentales para enriquecer y pensar más y mejores propuestas a la situación de nuestra ganadería actual. En ese sentido, el tiempo es un factor fundamental que exige de la comunicación y las tecnologías como claves de una dinámica ágil que contribuya a las mejoras en la producción.

La participación de los productores debe partir de su interés, ver cuáles son las practicas que están realizando bien o mal e introducir las normas de bienestar animal de manera efectiva y evitar pérdidas de toda índole. El desarrollo de esta perspectiva implica formación y capacitación, porque los conocimientos pecuarios, de nutrición, de sanidad, de reproducción, de reglas de bienestar animal y de seguridad laboral, son conocimientos que deben adquirir los profesionales y los productores en una interacción continua.

El rol de los veterinarios

Una ganadería del SXXI debe cumplir con estos requisitos y los veterinarios deben estar a la altura de los conocimientos. Hoy se posee la fuerza de choque para llegar en términos técnicos a los sistemas productivos, de manera real y concreta, con tecnologías de última generación. El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires promueve que los colegas asesoren a los actores necesarios para procurar la sanidad de los animales, sino también intensificar las buenas prácticas y mitigar el impacto ambiental de estos sistemas. 

En este sentido, la figura del veterinario debe capacitarse y compartir sus conocimientos para generar cambios en los modos de trabajo, en las formas de alimentación y en las prácticas sanitarias. El Colegio entiende que hoy es necesario un cambio de paradigma que abra la puerta a todos los sectores y genere una nueva manera de posicionarse frente al conflicto producción/impacto ambiental; producción/demanda social, para trabajar en pos del beneficio de la salud pública y bienestar animal.